La Masculinidad a Debate :: ciclo de cine

MasculinidadDebate

No es amor es higiene,  grupo de masculinidades en conflicto
presenta la primera parte del Ciclo de cine:

LA MASCULINIDAD A DEBATE
espacio abierto para dialogar a partir de la proyección de filmes de ficción y documentales que problematizan aspectos claves de lo que significa “ser hombre” y sus implicaciones.

Para esta primera ronda de sesiones proyectaremos:

VIERNES 21 DE ABRIL
La máscara que habitas (The mask you live in)
Dir. Jennifer Siebel Newsom. E.U., 2015.
Documental que aborda la relación entre la educación masculina y la cultura de la violencia y la violación en los Estados Unidos.

SÁBADO 22 DE ABRIL
Fuerza mayor (Force majeure)
Dir. Ruben Östlund. Suecia, 2014.
Una avalancha de nieve irrumpe en las vacaciones de una familia que va a esquiar, poniendo en entredicho el papel del “padre”.

A las 20.30 hrs. en Cuerpos parlantes (González Ortega 531 GDL Centro).

ABIERTO A TODO PÚBLICO con cooperación voluntaria para sostenimiento del espacio.

Audre Lorde – Berlín, los años 1984-1992 (proyección)

AudreLorde

Proyección del documental:
Audre Lorde – Berlín, los años 1984-1992
Dir. Dagmar Schultz
Duración: 84 min.
Alemania (2011)

Jueves 6 de abril de 2017
7:30 pm.
Cuerpos parlantes
Entrada Libre

Por primera vez, Dagmar Schultz ofrece un video de archivo personal y grabaciones de audio que revelan una parte significativa de la vida privada de Audre Lorde.
Los escritos y discursos incisivos de Audre Lorde, a menudo de ira, pero siempre brillantes, definieron e inspiraron a las feministas, lesbianas, afroamericanas y de movimientos de mujeres de los años 1970 y 1980 en EE.UU.

Audre Lorde – Berlín, los años 1984-1992, documenta un capítulo desconocido de la vida de Lorde, la influencia en la escena política y cultural alemana durante una década de profundos cambios sociales. La película explora la importancia del legado de Lorde mientras animó a las afro-alemanas que en ese momento no tenían nombre ni espacio para sí mismas, para hacerse visibles dentro de una cultura que hasta entonces les había mantenido aisladas y silenciosas. Es una crónica acerca del logro de empoderamiento de mujeres afro-alemanas para escribir y publicar, quienes como ella desafiaron a las mujeres blancas para reconocer la importancia de su privilegio para hacer frente a la diferencia de manera constructiva.

Proyección organizada por Cuerpo en Red:
Mtra. Alejandra Oyosa Romero, Mtra. Izchel Cosio Barroso, Mtro. Miguel Ángel Sánchez Neria. Diálogos en imagen. Dagmar Schultz y Audre Lorde. Circuito México 2016-2017.

AudreLorde2

Las Muertes Chiquitas

¿Te lo perdiste en el #HeréticaFest? ¡No te lo pierdas ahora!

Chiquitas1

Las Muertes Chiquitas (2006-2015) es una obra que muestra un estudio social e inclusivo sobre el placer, la violencia, el dolor y la muerte, en la que la artista Mireia Sallarès utiliza el orgasmo femenino como hilo conductor.

El proyecto Las Muertes Chiquitas es el resultado de cuatro años de trabajo donde el epicentro del proyecto es un documental compuesto de conversaciones con más de 30 mujeres de diferentes zonas de México; mujeres de diversas edades, estratos sociales, profesiones y religiones.

Este conjunto de conversaciones vinculan el placer con las luchas armadas, el feminicidio, la transexualidad, la teología de la liberación femenina, la prostitución, la enfermedad, el exilio, la pluralidad de la identidad mexicana y el compromiso ético del arte con la realidad socio-política.

Estas conversaciones conforman un impactante largometraje documental.

VIERNES 31 MARZO de 2017 en Cuerpos parlantes (González Ortega 531, GDL Centro)
19_hrs.
Duración: 5 hrs.

Tendremos un intermedio de 20 minutos, como en los viejos tiempos para cenar, beber y desentumir el cuerpo.

*Entrada libre con cooperación consciente/voluntaria

Trailer:

Las Muertes Chiquitas (Trailer) from Arts Coming on Vimeo.

«“Los orgasmos, como la tierra, son de quien los trabaja”, es la frase que atraviesa varias voces implicadas en el proyecto, que la artista catalana Mireia Sallarès había iniciado hace más de tres años como un viaje por distintos estados de la república mexicana, acompañada con su cámara y el rótulo luminoso de neón que decía: “Las muertes chiquitas.”

Chiquitas2

La tierra -en este caso, la mexicana-, debajo de la superficie más o menos obvia de la realidad, está densificada por las subjeti- vidades y sus arraigos, conflictos, deseos. Los orgasmos –en este caso, los femeninos- , compartidos o solitarios, catárticos o frustrados, son un punto de partida posible para establecer nexos público-privados, erótico-políticos. El ámbito íntimo de la sexualidad se coloca así a la escena del placer público, mejor dicho, del erotismo construido mediante diversos mecanismos de transacción y control ideológicos, religiosos, culturales. La pieza central del complejo tejido del proyecto es el largome- traje documental que registra algunos momentos de las entre- vistas con diferentes mujeres mexicanas. El estreno de la película en el abandonado Cine Ópera de la Ciudad de México, destierra las experiencias orgásmicas de su condición de inti- midad y las conduce hacia un espacio de reflexión y discusión públicas. Lo demuestran las mesas de debate organizadas por la artista, que han vinculado el placer con las luchas armadas, el feminicidio, la transexualidad, la teología de la liberación fe- menina, la prostitución, la enfermedad, el exilio, la pluralidad de la identidad mexicana y el compromiso ético del arte con la realidad socio-política. Lo demuestra también el libro del pro- yecto, que además de narrar el proceso, sitúa las experiencias femeninas en un cruce de distintos enfoques teóricos.

Frente al sistema operante -nos comunican Las muertes chiquitas-, la tierra, el cuerpo y el placer que implica su construcción, reclaman derechos sobre una participación activa, reflexiva e incluyente.»

Helena Braunstajn, Pluralidades orgásmicas

Chiquitas3

Y la rabia se organiza! Cine Feminista rumbo al 8M

cinefemrabia

Y la rabia se organiza! Ciclo de Cine Feminista, rumbo al 8M.

Del 14 al 18 de febrero de 2017. 19 hrs.

En Cuerpos parlantes (González Ortega 531, GDL Centro).

Este ciclo de cine parte de la necesidad de conocer otras experiencias de lucha y organización feminista para crear alianzas entre nosotras desde el goce de encontrarnos y conspirar para la creación de un mundo donde deseemos habitar.

Por ello la urgencia de organizarnos por una vida digna de ser vivida, por un trabajo digno, por la educación libre, por transitar seguras en las calles y por la autonomía de nuestros cuerpos.

Estas luchas se han librado en colectivo, nunca a solas. Creemos que es de vital importancia (re)conocer las formas, los retos y las astucias que nuestras antepasadas y contemporáneas han experimentado para la obtención de derechos así como la apropiación paulatina de espacios políticos y públicos.

PARAMOS este 8 de Marzo para poner en práctica el mundo en el que queremos vivir.

Cerramos el ciclo de cine con una FIESTA!!!

PROGRAMA COMPLETO

MARTES 14 Febrero
_Corto: Allo
Dir. Carmen Jiménez
Duración – 3:48 min.
España 2016

itty-bitty-titty-highres

_Película: El comité de las tetas pequeñas
Dir. Jaime Babbit
Duración: 87 min.
EEUU 2007

Comedia en torno a un grupo de jóvenes activistas de identidades diversas que forman una colectiva radical y autogestiva llamada Clits In Action (Clítoris En Acción).

Escucha la playlist de la banda sonora de la película!: https://open.spotify.com/user/cuerpos_parlantes/playlist/1kmdaZdoVeh62PO8ebjxKB



MIÉRCOLES 15 Febrero
_Corto: Mis pelos y yo
Dir. Zoi Sucarrats
Duración – 6:44 min.
Barcelona 2011

sufragistas

_Documental: Las Sufragistas
Dir. Ana Cruz
Duración – 77 min.
México 2012

Testimonios de mujeres que han cruzado obstáculos para trabajar en las instituciones públicas del país se entretejen con la historia de Eufrosina Cruz, que en 2008, en su natal Santa María Quiegolani, Oaxaca, se vio privada de su derecho de votar y ser votada como candidata a la presidencia municipal, por ser mujer y profesionista; y con la historia de quienes lucharon por la participación política de las mujeres mexicanas. Nota sobre el documental en animalpolitico.com

Después de la proyección estará conversando con nosotras Malena García, directora del Instituto Municipal de las Mujeres de Guadalajara, sobre su experiencia en la política institucional y sobre el PARO del 8 de Marzo.



JUEVES 16 de Febrero
_Corto: Cherán 5 años de Autonomía
Dir. Iván Castaneira
Duración – 7:22 min
México 2016

lutecomomenina

_Documental: Lucha como una niña!
Dir. Beatriz Alonso y Flávio Colombini
Duracióm: 75 min.
Brasil 2016

El gobierno brasileño lanza una reforma educativa que implicará recortes a la educación. Estudiantes de secundaria toman sus escuelas y hacen manifestaciones. El documental presenta la experiencia de su organización interna, la confrontación con las autoridades y la violencia policial; la lucha por la autogestión, la madurez política, intelectual y cultural y el sueño de cientos de chicas que nunca habían participado en ningún movilización de que es posible construir un mejor país – y actuar en consecuencia.



VIERNES 17 de Febrero
_Corto de Pos-porno: Avísame cuando mueras
Dir. Amber Bemak
Duración – 11:52 min.
México 2015

shes-beautiful-film

_Documental: Ella es hermosa cuando se enoja
Dir. Mary Dore
Duración – 93 min.
EEUU 2014

Este documental es una minuciosa investigación sobre la irrupción del movimiento feminista en Estados Unidos entre 1966 y 1973, a través de material de archivo y de entrevistas con muchas de las todavía apasionadas mujeres que fueron parte de ese estallido.



SÁBADO 18 de Febrero
_Corto: El retiro
Dir. Producción colectiva / Taller de Cine Feminista de Cuerpos parlantes
Duración – 12:24 min.
México 2015

ovarian

_Documental: Ovarian Psycos
Dir. Joanna Sokolowski, Kate Trumbull-LaValle
Duración – 72 min
EEUU 2016
*Presentan las compañeras de Femibici Guadalajara

Ovarian Psycos es una brigada ciclista de mujeres que toman las calles de Los Ángeles, herederas de los movimientos feministas y chicanos de los años 60 y 70’s.


ENTRADA LIBRE a todas las proyecciones



_FIESTA!!! de cierre
Cooperación: 20 pesos.


Este 8 de marzo #NosotrasParamos

Ante el recrudecimiento de la guerra que se despliega brutalmente sobre los cuerpos de las mujeres, mediante el despojo y la masacre de los pueblos, apuntamos a las formas, momentos y acciones que articulen tanto nuestras necesidades vitales, como nuestras experiencias y saberes para la lucha social. Este 8 de Marzo grupos de mujeres organizadas en todo el mundo volvemos a plantear la posibilidad de PARAR.
¿Por qué unirnos al paro internacional de mujeres este 8 de Marzo?

Nosotras paramos por los y las desaparecidas.
Nosotras paramos para visibilizar el despojo de nuestros pueblos originarios.
Nosotras paramos por los feminicidios que nos mantienen controladas a través de una pedagogía de la crueldad.
Nosotras paramos para visibilizar que nuestro trabajo de cuidados sostienen este sistema a cambio de violencia.
Nosotras paramos contra los estados nación que organizan el crimen, levantan fronteras, legitiman la misoginia y el racismo y privatizan los bienes comunes.

¡ÚNETE AL PARO INTERNACIONAL DE MUJERES!

8mparo

En Guadalajara: https://www.facebook.com/events/151644795343302/

8mparogdl

MIAU documental // taller de ginecología garage

miau

Arrancamos el año en Cuerpos parlantes con ronroneos de placer…

Proyección del Documental M.I.A.U.
Viernes 13 de enero de 2017. 19 hrs.
En Cuerpos parlantes (González Ortega 531. Guadalajara Centro).
Entrada libre

M.I.A.U. (Movimiento Insurrecto por la Autonomía de Una Misma) originado en Chile, promueve construir la autonomía básica de nuestro cuerpo a través del autoconocimiento.
Para ello tienen un rico documental elaborado por las mismas compas en la que nos da una pequeña muestra de cómo ignoramos el funcionamiento de nuestro cuerpo y por esa falta de autoconocimiento caemos a ser víctimas de la medicina (médicos y farmacéuticos) que es una estructura machista y patriarcal.
Ven, infórmate y comparte; habrá una charla después de la proyección del documental, a cargo de las integrantes del movimiento.
¡PARA LIBERARNOS EN MANADA!



Taller de Ginecología Garage
Sábado 14 de enero de 2017. 10am – 2pm
En Cuerpos parlantes.
Cooperación Consciente. Sin inscripción previa

El taller será un espacio para compartir distintas formas de cuidado y amor por nuestra sexualidad, formas que van en contra de la violencia patriarcal ejercida por la medicina hacia nuestros cuerpos.
Los temas a tocar entre algunos serán:
consciencia corporal, fertilidad consciente, calendario lunar, recolección de sangre, autoinspección, uso de plantas y autonomía corporal.
A cargo de las integrantes de Movimiento Insurrecto por la Autonomía de Una Misma, de Chile.


¿Te perdiste la proyección? Aquí puedes ver completo el documental MIAU, un excelente material para promover el autocuidado de nuestras cuerpas, con mucho detalle:

MIAU: Movimiento insurrecto por la autonomía de una misma (subtítulos: francés, portugués, italiano, vasco y español) from Productora deComunicaciónSocial on Vimeo.

Este material de estudio contiene:

00:00:00 Nacimiento y violencia obstétrica
00:02:55 Ser NIÑA
00:07:24 La menarquia, primera menstruación
00:08:44 ¿Cómo es mi vagina?
00:10:13 ¿Cómo es mi ciclo menstrual? ¿Cómo puedo examinar mi cérvix?
00:20:13Virus del papiloma humano: el negocio de las vacunas
00:33:25 Aborté en un hospital
00:40:25 ¿Cómo puedo examinar mis tetas?
00:42:41 ¿Qué es la endometriosis?
00:52:53 Aborté con misoprostol
00:57:36 Tortura: terrorismo de estado
01:01:57 La candidiasis puede curarse a través de los alimentos
01:09:41 Aborté con plantas medicinales
01:16:22 El climaterio, un secreto escondido al que no tuvimos acceso

Documentales #HeréticaFest!

banner-evento

Herética Fest! Festival cultural feminista presenta los documentales:

las-libres

Las libres… La historia después de… de Gustavo Montaña (México-Colombia, 2014).

El estado de Guanajuato, México, encarceló a las mujeres acusándolas de “homicidio calificado por el vínculo” cuando en realidad se trataba de la práctica del aborto o inclusive de abortos espontáneos. En un país que tiene legalizado el aborto en el Distrito Federal pero no en los 31 estados restantes, se ve la dureza con la cual se busca criminalizar a las mujeres de los sectores populares. No se trata de un caso aislado, sino de un Estado, un sistema capitalista y patriarcal, que como parte de prohibir el derecho al aborto usa todo su poder para castigar y encarcelar a estas mujeres: los funcionarios de hospitales que denuncian, el sistema judicial que condena, la policía que maltrata, un gobierno que avala.” (Las Rojas).

Miércoles 16 de noviembre de 2016. 19 hrs. Cuerpos parlantes (González Ortega 531, Guadalajara, Centro).


captura-de-pantalla-2016-10-21-a-las-11-08-42-p-m

Las Muertes Chiquitas, de Mireia Sallarès (España-México, 2010).

“Los orgasmos femeninos, las muertes chiquitas, compartidos o solitarios, eróticos o frustrados, son el punto de partida de Mireia Sallarès para establecer nexos público-privados, erótico-políticos. El ámbito más íntimo de la sexualidad se sitúa en el escenario del placer público, del erotismo construido a partir de diversos mecanismos de traslación y control ideológicos, religiosos, culturales”. Este es un proyecto que reflexiona sobre la condición política de ser mujer desde el placer, la lucha armada, la transexualidad, la prostitución, la enfermedad, el exilio, la teología de la liberación, el feminicidio y el compromiso ético.

PARTE 1:

Jueves 17 de noviembre de 2016. 17 hrs. Laboratorio de Artes y Variedades (LARVA). (Ocampo esquina Juárez, Guadalajara Centro).

PARTE 2:

Sábado 19 de noviembre de 2016.  16 hrs. Cuerpos parlantes (González Ortega 531, Guadalajara Centro).


Tomar la cámara, intervenir el género

Piensos desde el Taller de Cine Feminista de Cuerpos parlantes

Artículo publicado originalmente en Hysteria! Revista feminista

Haxan

Fotograma de Häxan. La brujería a través de los tiempos

Hace unos días nos encontrábamos en uno de los edificios gubernamentales del estado de Jalisco, en cuya bóveda pudimos apreciar un mural que representa en manos de quién ha estado la cultura, la política, el arte, la guerra, la religión, la literatura, la ciencia y la educación. Hombres vestidos hasta el cuello con propiedad para dictar su palabra sobre estos ámbitos, con gesto duro en el rostro, manifestando su firmeza  para el logro de sus empresas (excepto los cuerpos racializados,  que aparecen desnudos y encadenados). Flotando sobre ellos, cuerpos femeninos desnudos, exuberantes,  como premio y representación de las gloriosas proezas de esos célebres varones. Al igual que el cine, la televisión y la publicidad, este tipo de obras pictóricas está pensado para la mirada masculina, vigilante del orden social, binario y jerárquico, en el sentido de que su efecto es recordar a cada género la misión a la que está llamado, quién es el vencedor y cuál es su conquista. Este tipo de representaciones, además, se encuentra en los libros de educación básica en México proporcionados por la Secretaría de la Educación Pública, y siguen cumpliendo la función de reproducir las relaciones tradicionales entre los géneros, a través de ilustraciones en las que las mujeres ocupan lugares secundarios o subalternos.

Sin embargo, hay otra forma histórica de representar a las mujeres en los medios audiovisuales y narrativos que tiene su raíz a finales de la Edad Media europea, entre los siglos XIII y XVI, período en el que nueve millones de mujeres fueron quemadas, torturadas y asesinadas bajo la acusación de ser brujas, esto es, mujeres con saberes al servicio de curar enfermedades, del control de la natalidad y del cuidado de lo común. Como ha explicado con detalle Silvia Federici (2004), la cacería de brujas fue la primera persecución multimedia en la que todos los medios culturales de la época medieval -la pintura, el teatro, la literatura y los relatos de los juglares- fueron utilizados para estigmatizar a estas mujeres pues suponían una afrenta al naciente sistema capitalista, que a la fecha requiere de controlar los cuerpos de las mujeres para las funciones reproductivas. Una de las primeras tareas de la imprenta fue alertar a la gente del peligro de las brujas con la impresión de panfletos donde se publicaban los juicios más famosos y los detalles más atroces de las torturas. El filme Häxan. La brujería a través de los tiempos de 1922, mezcla de documental y ficción, reproduce de forma un tanto ridícula -vista desde nuestros días quizá- los mitos construidos en torno a las brujas en la época medieval.

Cartel TallerCineFem

La importancia de pensar las representaciones que configuran nuestra cultura audiovisual de cinco siglos a la fecha radica en los efectos sociales y subjetivos que ésta tiene en nuestras relaciones, en nuestra identidad, en la posición que ocupamos en el mundo. Tomando como herramienta el psicoanálisis, la teórica feminista de la imagen Laura Mulvey (1974) analizó cómo se estructuran las formas de hacer y de ver cine de acuerdo a un orden sexual jerárquico y patriarcal, que induce a experimentar básicamente dos tipos de placeres: el de la escopofilia (el sometimiento de los otros a una mirada controladora y curiosa) y el narcisismo (la identificación con aquellos que salen en la pantalla). Esto significa que los discursos audiovisuales no nos influyen por simple imitación y repetición de lo que vemos aparecer en pantalla, sino que abren campos de significados ampliamente compartidos (el consumo masivo) que nos dan la posibilidad de pertenecer a una colectividad en la medida en la que deseamos y emulamos a sus protagonistas, los estilos de vida que proponen, y que nos permiten apropiarnos de ellos mediante la mirada.

Al día de hoy prevalece una cultura audiovisual en la que el lugar central en las imágenes y los relatos que consumimos es ocupado por la representación de la masculinidad hegemónica cuando se trata de personajes activos, heroicos, solventes, determinados, mientras que las figuras femeninas, los cuerpos racializados y cualquiera que represente la otredad respecto al sujeto varón blanco ocupan papeles secundarios, de apoyo y de antagonismo. Las representaciones de las mujeres cobran notoriedad cuando se trata de cuerpos-objeto de la mirada masculina, y cuyos personajes no tienen más proyecto que seguir las aventuras del hombre protagonista o ser parte del botín por sus actos valerosos.

Los efectos de estas representaciones -producidos por vía de la identificación como decíamos antes- son un continuo de violencia simbólica llevada a todos los espacios sociales de la vida cotidiana. Si las mujeres son representadas como “objetos de posesión que pueden ser comprados y vendidos, que pueden ser violados y abusados, que suelen sentir placer obedeciendo y sometiéndose, y que están ahí para satisfacer los deseos de cualquier varón que tenga algo de dinero” como señala Coral Herrera (2015), no es extraño que la violencia contra las mujeres esté a la orden del día en la casa, en el trabajo y en la calle y que, con más frecuencia de la que esta sociedad está dispuesta a aceptar, culmine en feminicidio.

Los medios audiovisuales son, como expresa Teresa de Lauretis (1989), tecnologías de género, en tanto que la violencia simbólica que representan estructura el sistema binario de género. “Hombre” y “mujer” corresponden a los dos polos de una relación desigual de poder que les define como tales: activo-pasiva, héroe-princesa rescatada, etc. “Hombre” y “mujer” son en realidad representaciones que vemos en esos medios y que luego actuamos (representamos también) de forma más o menos consistente en los espacios de nuestra vida cotidiana; actuaciones que a su vez contribuyen a construir las representaciones que consumimos en los medios audiovisuales para cerrar un círculo que constriñe nuestros cuerpos en el marco de unas normas que se hacen pasar por “la naturaleza”. Por eso pensar los medios audiovisuales como tecnologías de género no solamente nos permite analizar el modo en que los géneros son construidos por sus representaciones simbólicas, sino que nos abre la posibilidad de intervenir la construcción de esas representaciones y, por tanto, las propias relaciones de género.

Esa es la apuesta del cine feminista: apropiarse de las herramientas audiovisuales como tecnologías de género, escribir historias desde puntos de vista inéditos y tomar la cámara para filmarlas. Historias donde las mujeres y las personas que rompen con identidades normativas toman el control de sus cuerpos, sus deseos y sus vidas. Historias que hablan de las alianzas entre mujeres, donde el amor romántico y heterosexual no sean el fin último ni el centro del relato, que promuevan otras afectividades y otros cuerpos. Alianzas que no están solamente frente a la cámara, también detrás de ella.

En las reflexiones y el trabajo realizados particularmente en el Taller de Cine Feminista de Cuerpos parlantes, las miradas sobre los cuerpos como espacios de apropiación para el placer y la acción política han transitado paulatinamente hacia los entornos que esos cuerpos habitan en la ciudad: la calle y el barrio. Las amenazas que se ciernen sobre estos espacios, como el acoso sexual callejero y el despojo urbano, impactan directamente sobre las posibilidades vitales de nuestros cuerpos. En el cine comercial abundan las representaciones de violencia, que van de los conflictos bélicos hasta la violencia doméstica; en las calles vuelan automóviles por los aires y las pandillas se enfrentan a muerte, pero poco vemos en las pantallas de esa violencia cotidiana para tantas mujeres que es el acoso sexual callejero, el cual define en buena medida la histórica división sexual del trabajo y de la vida entre espacio doméstico privado y espacio público, que nos confina a las mujeres a las funciones reproductivas limitando nuestra acción política.

La apuesta del cine feminista no es solamente por representar esas violencias, sino también por documentar, visibilizar y construir referentes para combatirlas. Los grandes directores del cine mundial son especialistas en estetizar el sufrimiento femenino sin trascender la victimización. Se hace urgente entonces dar cuenta de que el combate a las violencias ha de articularse de forma colectiva -contrario a la tradición de los héroes masculinos que solos todo lo pueden- visibilizando, por ejemplo, las historias sobre la defensa de los barrios, los territorios y de los bienes comunes contra el despojo que suelen ser enarboladas por mujeres, heroínas cuyos logros no van a la pantalla grande.

Un trabajo ejemplar de recuperación y documentación del cine hecho por mujeres, desde una perspectiva feminista, es el realizado por Ingrid Guardiola y Marta Sureda (2014) con el título La dimensión poco conocida: pioneras del cine que tuvimos oportunidad de ver durante la segunda edición del Taller de Cine Feminista, y que consta de cuatro episodios dedicados a guionistas, directoras, montadoras y actrices respectivamente.  Queremos destacar el capítulo dedicado a las montadoras, encargadas de ensamblar y dar sentido al discurso no solamente de grandes películas, sino de buena parte de la obra de las carreras de muchos renombrados directores, ejemplo de cómo el trabajo femenino que sostiene a la industria es invisibilizado y poco reconocido a pesar de su relevancia.

La labor del montaje en el cine es muy importante porque consiste en interpretar los gestos visuales que darán forma y ritmo a la narración a partir del trabajo en bruto del director. Jean-Luc Godard decía que dirigir es una mirada, editar es un latido del corazón. De hecho, en las salas de montaje de muchos de los más destacados directores del cine clásico y contemporáneo, siempre hubo una mujer “cocinando” la película. Lyudmila Feiginova fue responsable de la edición de todas las películas de Andrei Tarkovski, director de culto. Juliane Lorenz montó todas las de Fassbinder y Halina Prugar trabajó durante veinte años para Adrzej Wajda. Rose Smith editó muchas películas de D.W. Griffith y en varias de ellas no fue acreditada, como en la referencial Tolerancia de 1916. Lo mismo le hizo Roberto Rossellini a Jolanda Benvenuti, quien editó la primera película de aquél Roma ciudad abierta y no apareció en los créditos. En el cine de Hollywood Thelma Soonmaker ha editado buena parte del trabajo de Martin Scorsese y Sally Menke del de Quentin Tarantino. La cineasta y académica Hito Steyerl se preguntaba “¿por qué el film de Dziga Vertov El hombre de la cámara, no se llamó La mujer en la sala de montaje?” en relación a la magnífica labor de montaje Elizaveta Svilova en las películas de éste. Todo el mundo sabe el nombre del director, pero nadie de la editora. Por cierto, Agnés Guillemot fue montadora de buena parte de la obra de Godard, murió en 2005 y a la fecha google no encuentra una sola imagen suya.

El Taller de Cine Feminista de Cuerpos parlantes lleva dos ediciones en las cuales hemos convivido, aprendido y llevado a cabo nuestras historias con veinte compañer*s. En la primera edición (junio de 2014) se realizaron tres cortometrajes que se pueden ver aquí: http://wp.me/p3GStH-3Q

Referencias

De Lauretis, Teresa (1989) “La tecnología del género”

Federici, Silvia (2004) Calibán y la bruja. Mujeres, cuerpo y acumulación originaria. Madrid: Traficantes de sueños, 2010.  Disponible en http://www.traficantes.net/libros/caliban-y-la-bruja

Guardiola, Ingrid y Sureda, Marta (2014). La dimensión poco conocida: pioneras del cine. Disponible en http://www.pioneresdelcinema.cat

Herrera, Coral (2015) “Los hombres y la violencia de género” Disponible en http://haikita.blogspot.mx/2015/08/por-que-los-hombres-matan-las-mujeres.html

Mulvey, Laura (1974) “Placer visual y cine narrativo” Disponible en: http://www.estudiosonline.net/est_mod/mulvey2.pdf

cartelTallerCineII