Las Muertes Chiquitas

¿Te lo perdiste en el #HeréticaFest? ¡No te lo pierdas ahora!

Chiquitas1

Las Muertes Chiquitas (2006-2015) es una obra que muestra un estudio social e inclusivo sobre el placer, la violencia, el dolor y la muerte, en la que la artista Mireia Sallarès utiliza el orgasmo femenino como hilo conductor.

El proyecto Las Muertes Chiquitas es el resultado de cuatro años de trabajo donde el epicentro del proyecto es un documental compuesto de conversaciones con más de 30 mujeres de diferentes zonas de México; mujeres de diversas edades, estratos sociales, profesiones y religiones.

Este conjunto de conversaciones vinculan el placer con las luchas armadas, el feminicidio, la transexualidad, la teología de la liberación femenina, la prostitución, la enfermedad, el exilio, la pluralidad de la identidad mexicana y el compromiso ético del arte con la realidad socio-política.

Estas conversaciones conforman un impactante largometraje documental.

VIERNES 31 MARZO de 2017 en Cuerpos parlantes (González Ortega 531, GDL Centro)
19_hrs.
Duración: 5 hrs.

Tendremos un intermedio de 20 minutos, como en los viejos tiempos para cenar, beber y desentumir el cuerpo.

*Entrada libre con cooperación consciente/voluntaria

Trailer:

Las Muertes Chiquitas (Trailer) from Arts Coming on Vimeo.

«“Los orgasmos, como la tierra, son de quien los trabaja”, es la frase que atraviesa varias voces implicadas en el proyecto, que la artista catalana Mireia Sallarès había iniciado hace más de tres años como un viaje por distintos estados de la república mexicana, acompañada con su cámara y el rótulo luminoso de neón que decía: “Las muertes chiquitas.”

Chiquitas2

La tierra -en este caso, la mexicana-, debajo de la superficie más o menos obvia de la realidad, está densificada por las subjeti- vidades y sus arraigos, conflictos, deseos. Los orgasmos –en este caso, los femeninos- , compartidos o solitarios, catárticos o frustrados, son un punto de partida posible para establecer nexos público-privados, erótico-políticos. El ámbito íntimo de la sexualidad se coloca así a la escena del placer público, mejor dicho, del erotismo construido mediante diversos mecanismos de transacción y control ideológicos, religiosos, culturales. La pieza central del complejo tejido del proyecto es el largome- traje documental que registra algunos momentos de las entre- vistas con diferentes mujeres mexicanas. El estreno de la película en el abandonado Cine Ópera de la Ciudad de México, destierra las experiencias orgásmicas de su condición de inti- midad y las conduce hacia un espacio de reflexión y discusión públicas. Lo demuestran las mesas de debate organizadas por la artista, que han vinculado el placer con las luchas armadas, el feminicidio, la transexualidad, la teología de la liberación fe- menina, la prostitución, la enfermedad, el exilio, la pluralidad de la identidad mexicana y el compromiso ético del arte con la realidad socio-política. Lo demuestra también el libro del pro- yecto, que además de narrar el proceso, sitúa las experiencias femeninas en un cruce de distintos enfoques teóricos.

Frente al sistema operante -nos comunican Las muertes chiquitas-, la tierra, el cuerpo y el placer que implica su construcción, reclaman derechos sobre una participación activa, reflexiva e incluyente.»

Helena Braunstajn, Pluralidades orgásmicas

Chiquitas3

Anuncios

Venga, dilo...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s